lunes, 25 de julio de 2011

Adiós al progreso en Veracruz

Adiós al progreso en Veracruz Eduardo de la Torre Jaramillo Aunque el concepto de “progreso” esté seriamente cuestionado como referente por la posmodernidad desde hace más de 20 años, es quizá como entienden los ciudadanos su posición individual, familiar o social para elevar su calidad de vida, es decir, pasar de lo cuantitativo a lo cualitativo, después de satisfacer sus necesidades materiales aspiran a tener una calidad de vida en temas importantes en su vida cotidiana, como lo son: el mejoramiento del medio ambiente, vivir en un entorno de paz y civilidad, el acceso a la cultura y sobre todo actuar en libertad individual, pues todo esto en un estado tan atrasado como lo es Veracruz, se ve cada día más difícil de tener, esto por el estado que guarda Veracruz, después del último gobierno neopopulista que padecimos. Dado, lo anterior, quizá la única herramienta donde podemos medir los avances de una sociedad en los temas como la salud, la educación, la seguridad, etc., es cuando los gobiernos estatales a través del presupuesto federal que se le asigna anualmente a las 31 entidades federativas y el Distrito Federal, se aplica de manera eficaz, eficiente y sobre todo con honestidad y que tenga un impacto real en las condiciones de vida de los ciudadanos. En el caso veracruzano, éste estado en los años 80 le aportaba al país un porcentaje importante al Producto Interno Bruto, y después vino el declive en los años 90, la crisis al iniciar este Siglo, y finalmente la postración económica y social que al menos durará una generación de veracruzanos, es decir unos 30 años aproximadamente. Por ejemplo, el presupuesto federal que se destinó a Veracruz de 1998 a 2004 fue de 35 mil millones de pesos, el cual se fue incrementándose anualmente hasta llegar al sexenio de 2005 a 2010, donde el mismo presupuesto ascendió hasta los 70 mil millones de pesos (actualmente es de 77 mil millones de pesos, aproximadamente), ¿qué pasó con esos recursos económicos en Veracruz?, si permanecemos desde hace 20 años persistentemente en el cuarto nivel de pobreza del país. Una primera explicación es que la desaceleración y el estancamiento económico inició con la crisis nacional de 1987, ya que las finanzas eran sanas en el primer lustro de aquella década, de allí se experimentó de manera tardía el cambio de modelo económico, del populismo se transitó a un modelo de economía muy abierta y con una secuencia de crisis económicas nacionales: 1976, 1982 y 1987-1988, lo que obligó a Veracruz a estar condenado por su clase política que á única forma de “desarrollar” a la entidad era y es a través del endeudamiento: con Dante Delgado Rannauro (1988-1992) la deuda fue de 450 millones de pesos, Miguel Alemán Velasco (1998-2004) la deuda fue de 3,500 millones de pesos, ahora con el neopopulista Fidel Herrera Beltrán (2004-2010) la deuda asciende a 42,505 millones de pesos. Continuando con la línea de explicación anterior, la deuda veracruzana en el último sexenio aumentó en un 1241% durante el sexenio de Fidel Herrera, entre los pasivos a contratistas, la bursatilización y los intereses a pagar en treinta años, según datos de las calificadoras de crédito y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Por otra parte, el gobierno de Veracruz se mantiene en la oscuridad presupuestal, porque al no autorizar la difusión al público de la Cuenta Pública Estatal, hecho que impide examinar los componentes del gasto social, esto lo publica el PNUD en su informe 2011 sobre el Índice de Desarrollo Humano. Retomo en análisis del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en cuanto al índice de Desarrollo Humano, Veracruz de 2007 a 2008 sólo se modificó 0.09 y Chiapas en el mismo periodo 0.68, lo que significó que Chiapas esté saliendo más rápidamente de su condición de pobreza que Veracruz, sin tener la riqueza petrolera de Veracruz; además de que otra explicación podría ser el rol que ha jugado la alternancia política en Chiapas que lleva 11 años y frente al impacto de la globalización que les llego de golpe con el zapatismo en 1994, pues desde el gobierno se adaptaron a ella, además gobernaron bajo consenso y no con enfrentamientos políticos, de allí, que la pluralidad política se expresa realmente, por ejemplo de los 12 diputados federales actuales, 4 son del PRI, PRD y PAN, lo que hace un equilibrio político que se debería estudiar en otras entidades federativas. Mientras, Veracruz vive en la confrontación política y la polarización social, además el estilo oscuro de gobernar limita el acceso a los recursos y requerimientos internacionales de transparencia y rendición de cuentas, finalmente los resultados están a la vista entre estas dos entidades federativas, la diferencia es el estilo personal de gobernar de uno y el de depredar del caso veracruzano.

Tags:

0 Responses to “Adiós al progreso en Veracruz”

Publicar un comentario

X SIMPOSIUM XALAPA EN EL MARCO DEL 700 ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN COMO NUCLEO POBLACIONAL.

Subscribe

Donec sed odio dui. Duis mollis, est non commodo luctus, nisi erat porttitor ligula, eget lacinia odio. Duis mollis

© 2015 Ángel Rafael MARTINEZ ALARCÓN. Todos los derechos reservados.
Designed by SpicyTricks